Piernas perfectas, ¿cómo conseguirlo?

Conseguir unas piernas perfectas no siempre es tarea fácil. La retención de líquidos por causas como estar mucho tiempo de pie, falta de ejercicio, una alimentación inadecuada o por factores hormonales, puede afectar no sólo a la estética de nuestras piernas sino también nos puede hacer sentir un sensación de pesadez, tirantez e incluso molestos calambres que podemos evitar siguiendo unos hábitos más saludables. Vichy nos deja algunos trucos para ejercitar de manera adecuada las piernas en casa. Además, desde Farmaconfianza os recomendamos…

  • Realizar ejercicio físico es fundamental. Andar, patinar, montar en bicicleta, subir o bajar escaleras, ayudará a tonificar y mantener la elasticidad de las piernas.
  • Un masaje diario con productos relajantes es una manera muy recomendable de mimar nuestras piernas y de activar su circulación.
  • Los baños de agua fría contribuirán a dinamizar el ritmo circulatorio y favorecerán la elasticidad y tersura de la piel.
  • Una dieta rica en frutas y verduras, evitar el exceso de sal y azúcares, tomar alimentos diuréticos como la piña, el tomate, la alcachofa, la sandía, los arándanos o incluir el perejil en nuestras recetas, nos ayudará a eliminar el exceso de líquidos que puede acumular nuestro organismo.
  • También complementos naturales a base de Rusco, Vid Roja o Castaño de Indias ayudan a mejorar la circulación de nuestras piernas actuando como venotónicos.
  • Beber la suficiente cantidad de agua e infusiones como el té verde, la tila o la manzanilla ayudarán a limpiar nuestro organismo y a evitar la retención de líquidos.
  • No es conveniente el uso diario de tacones excesivamente altos, que puede causar hinchazón en las piernas, o de zapato completamente plano, que puede hacer que nuestra espalda se resienta. Los especialistas, recomiendan el uso de un tacón de tres a cinco centímetros.
  • Hay que evitar el uso de ropa excesivamente ajustada, puesto que puede empeorar la circulación y además de provocar hinchazón y pesadez en las piernas, puede contribuir a la aparición de las antiestéticas estrías e incluso celulitis.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone