Copa menstrual: la mejor alternativa a compresas y tampones

COPA MENSTRUAL

Aún hay muchísimas mujeres que no saben qué es una copa menstrual, y menos aún para qué sirve. Quiero daros una explicación un poco más amplia de lo que hasta ahora hemos oído: “eso que usan las extranjeras cuando tienes la regla en vez de una compresa o un tampón” o “ese cono antihigiénico” o “vaya guarrada”.  Y es que aún hay muchos tabúes entre las mujeres respecto a ver o tocar su propia sangre y a la manipulación de sus partes íntimas.

Copa menstrual o tampón

 

La copa menstrual es un recipiente de silicona médica que se introduce en la vagina durante la menstruación y recoge todo el flujo en su interior. Todas las mujeres que las han usado dicen adiós al uso de los tampones, las compresas y los salvaslip’s. Hay de muchos tamaños y marcas. Nosotros conocemos los de la marca Intimina Lilly por su calidad y experiencia. Los tamaños son el A para mujeres que no han dado a luz o con flujo más ligero y el tamaño B para mujeres que han dado a luz o que tienen flujo más abundante. Hay dos modelos la normal y la compact, cada una con diferentes diámetros.

 

Copa menstrual Intimina Normal

INTIMINA Lilly Copa Menstrua
Más información

Copa menstrual Intimina Compact

INTIMINA Lily Compact Copa Menstrual
Más información

 

Si las comparamos frente a un tampón, ¿qué diferencias objetivas encontramos?

  • Los tampones sólo ofrecen 4 horas de protección mientras que las copas hasta 8 horas, dependiendo del flujo.
  • Los tampones están fabricados con ingredientes sintéticos y derivados del petróleo y las copas están fabricadas con silicona de grado médico, 100% biocompatible. La silicona es hipoalergénica, no contiene látex o ftalatos y tampoco toxinas.
  • Los tampones absorben la humedad, contiene fibras y decolorantes. La silicona de las copas no absorbe, de modo que respeta el pH y el equilibrio de la flora vaginal.
  • Un tampón puede causar sequedad e irritación. Hay evidencias que lo vinculan al SST (Síndrome del Shock Tóxico (TSS) es una infección causada por toxinas producidas por la bacteria Staphylococcus Aureus. Si bien es muy poco frecuente, se cree que el riesgo de contraer TSS puede aumentar con el uso prolongado de tampones absorbentes). En cambio no hay evidencias que vinculen el uso de las copas menstruales con el TSS ya que como la silicona es no porosa, es resistente al crecimiento bacteriano, lo que la hace más higiénica.
  • El uso de tampones puede llegar a costarnos unos 50 € al año. Una copa menstrual cuesta unos 25€ y puede durar 2 años (con 5 meses ya tenemos recuperada nuestra inversión ;). Aunque la silicona es muy duradera debes cambiar tu copa si observas cortes, agujeros o la aparición de una substancia aceitosa. Un ligero cambio de color es normal.

¿Sabías que una mujer llegará a utilizar unas 10.000 compresas o tampones desechables a lo largo de su vida?.

FUNCIONAMIENTO

Los modelos de copa menstrual funcionan de la misma manera. Pero antes de usar la copa por primera vez hay que esterilizarla y para ello la debemos hervir durante 5 minutos. Para su uso diario sólo es necesario limpiarla con agua y jabón suave.

¿Cómo doblarlas?

Existen 2-3 formas de doblarlas, pero te recomendamos que pruebes éstas para ver cuál es la que se adapta mejor a tí:

1-    Pliegue modo tampón: Perfecto para copas normales. Sujeta la copa con el extremo más corto mirando hacia a ti, aplánala y enróllala con firmeza

copa menstrual pliegue 

2-    Pliegue en C: Perfecto para el modelo compact. Se aplana la copa y se dobla en forma de C.

copa menstrual pliegue C

 

 ¿Cómo colocarlas? 

Inclínate y flexiona ligeramente las rodillas,  relajando tus músculos vaginales. Si fuera necesario, puedes aplicar un poco de lubricante con base acuosa. Igual que con un tampón, la copa se coloca dirigiéndola hacia el coxis e introduciéndola hasta que el tallo esté dentro. Las copas suelen quedar colocadas algo más abajo que un tampón. El extremo del tallo debe quedar casi a la vista.

copa menstrual pliegue F

copa menstrual farmaconfianza

Independientemente del procedimiento que se elige para colocarlas, es muy importante  asegurarse de que la copa se abre por completo una vez dentro. Para evitar mancharte, la copa debe hacer vacío con la pared vaginal. Para asegurarte gira un poco la copa de izquierda a derecha y tira con suavidad hacia abajo. Si no se mueve, el vacío se ha formado.

Para sacar la copa, solo tienes que apretar un poco el cono para que entre el aire y se pierda el vacío. Inmediatamente podrás sacarla arrastrando hacia abajo. Ya verás que solo es cuestión de un poquito de práctica.

Puedes llevar una copa menstrual hasta 8 horas seguidas aunque se recomienda que vacíes la copa 2-3 veces al día. Dependiendo de tu flujo menstrual, tú misma verás pronto con qué frecuencia te conviene vaciar tu copa.

Es muy importante que laves tu copa  y tus manos antes y después de cada uso con jabones suaves que no causen irritación (por favor no utilizar lejía).

Quizá la mayor pega sea la limpieza solamente cuando no estamos en una casa, sino en un bar, o en el trabajo sin lavamanos dentro del baño, pero os animamos a probarlas por cuestión de comodidad, ahorro, durabilidad y sostenibilidad.

Si quieres ver más productos de Intimina puedes leer mi anterior post sobre el suelo pélvico y los ejercitadores de Kegel

[Votos: 8]
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *